Conectarse

Recuperar mi contraseña


Enero, 2056.
-7°C — 5°C
Se esperan tormentas de nieve frecuentes.
Últimos temas
» Guía para no-majs: Normativa, Sistemas y Ambientación
2. La edificación EmptyMiér Mayo 27, 2020 5:43 pm por Statue of Liberty

» Taller de códigos y gráficos
2. La edificación EmptyLun Mayo 25, 2020 3:42 am por Statue of Liberty

» Cierre de temas
2. La edificación EmptyLun Mayo 25, 2020 3:36 am por Statue of Liberty

» Tablón general
2. La edificación EmptyLun Mayo 25, 2020 3:34 am por Statue of Liberty

» Índice: Clevermont College
2. La edificación EmptyJue Feb 13, 2020 3:46 am por Statue of Liberty

» 6. Ciclo escolar y vida estudiantil
2. La edificación EmptyJue Feb 13, 2020 3:41 am por Statue of Liberty

» 5. Normativa del colegio
2. La edificación EmptyJue Feb 13, 2020 3:12 am por Statue of Liberty

» 4. Las asignaturas
2. La edificación EmptyJue Feb 13, 2020 2:32 am por Statue of Liberty

» 3. Las casas
2. La edificación EmptyJue Feb 13, 2020 2:25 am por Statue of Liberty


2. La edificación Empty 2. La edificación

Conjuro realizado el Jue Feb 13, 2020 2:21 am

Capítulo II: La edificación

Luego de años en que los sueños de Justinian Carmichael continuasen ganando fuerza en su mente fantasiosa, llegaron los tiempos en que la siembra de tantos planes creados debían al fin cosecharse para tomar forma. Las inversiones y los muchos proyectos que hasta entonces habría de llevar a cabo ya regalaban buenos resultados y la riqueza se multiplicaba, y contó con recursos de sobra para permitir el nacimiento de la academia de magia americana que mantenía a los fundadores de Clevermont desvelados cada noche.

No tuvieron que buscar mucho para dar con un lugar adecuado. Sería en New York, en el castillo obsequiado como regalo de bodas tiempo atrás, el sitio donde nacerían los deseos de la multimillonaria pareja.

Aún conservando la configuración arquitectónica que hoy en día posee, la locación parecía lista para derrumbarse en el momento menos esperado y reclamaba una remodelación absoluta. La pareja no perdió tiempo en iniciar las construcciones y arreglos pertinentes. En poco más de un año, el espacio físico para ese ideal que llevaba el nombre de Clevermont College, ya se encontraría bien dispuesto para ser inaugurado.


MAZMORRAS



Las sorpresas inician en las entrañas más profundas de la construcción, en una planta repleta de misterios que se han dispuesto para que los alumnos más capaces descubran sus secretos. Las mazmorras consisten en una extensión de pasillos y estancias que solamente algunos aventajados han tenido el honor de conocer, pues estas áreas son accesibles únicamente a través de pasadizos nada sencillos de encontrar. Dos áreas, separadas una de otra tal vez por su alto nivel de contraposición, son las que se ocultan por debajo de la tierra. Accesibles desde su secreto pasadizo en el cuarto piso, los húmedos y oscuros calabozos ubicados en el sector oeste del edificio, aguardan la llegada de algún visitante que por obra del azar encuentre aquí su nueva morada. Y al otro extremo, desde un pasadizo distinto oculto en el recibidor, los luminosos y elegantes salones subterráneos ofrecen una comodidad apacible y lujosa para los escasos afortunados que logran dar con su paradero. Sobre estas bases ocultas se erige la omnipotencia del edificio.


PLANTA BAJA



La planta baja del edificio, accesible desde los verdes terrenos circundantes, inicia con el natural paisaje del patio construido al interior del edificio. A sus orillas, los pasillos techados y sujetos por bellísimas columnas de piedra se conectan a través de las muchas entradas abiertas en los muros con el gran vestíbulo y sus corredores laterales para revelar las grandiosas sorpresas dispuestas al interior de este nivel, que es donde se concentran los salones más espaciosos del edificio. Comedor, auditorio y cocinas se ubican aquí por igual para servir a las actividades masivas de los estudiantes. Algunas salas de clases y otros cuartos también confluyen en el fantástico vestíbulo, donde una colosal escalera de mármol y labrados de oro asciende hasta el primer piso, dividiéndose a mitad de camino para desembocar en las alas este y oeste respectivamente. Un pasillo largo y estrecho se abre hacia la región este de la planta baja, encontrándose a fin de camino la puerta que conecta con el sendero que lleva a la salida secundaria del College.


PRIMER PISO


Los pasillos angostos en los que desemboca cada división de las escaleras conectoras con el primer piso, se unen en un corredor central largo y ancho que se extiende para abrirse a los distintos salones de este nivel, algunos más grandes destinados para áreas recreativas, como el concurrido salón de juegos, y otros de menores dimensiones para cumplir la misión de aulas de cada asignatura. Frente a los baños situados en mitad del corredor principal, una lámpara de fino oro y plata sorprende con la lumbrera de su naturaleza a todos los caminantes nocturnos. A cada lado del pasillo y frente a los baños, dos escaleras de caracol con labrados dorados y constitución de mármol ascienden para comunicarse con el segundo piso del college, dejando atrás los balcones de piedra que circundan toda esta extensión de corredores para comunicarla directamente con el nivel inferior.


SEGUNDO PISO



Este segundo piso no posee balcones como su predecesor, sin embargo lo compensa con una numerosa cantidad de pequeños cuartos que se prestan para una gran diversidad de intelectuales utilidades. Es en este piso donde se concentran la gran mayoría de aulas de clases y los respectivos despachos de cada una, que constituyen un total de siete. Este nivel es el corazón académico del College, pues también cuenta en su haber con la biblioteca, además del salón de estudio, uno en frente del otro en la región central. Y más allá, la magnífica y colorida sala de trofeos, donde se conservan todos los galardones obtenidos por los alumnos. Del otro extremo se ubica el cuarto de ingredientes donde los elementos requeridos para cada poción se conservan en óptimas condiciones. Las escaleras de caracol continúan aquí su enrevesado ascenso a cada lado del salón de estudios para alcanzar los sectores de la tercera planta.


TERCER PISO



El tercer piso es el de menor envergadura de todos. Pero lo es solo en apariencia, pues aunque a primera vista pareciera que el pasillo principal se termina ahí donde deberían continuar los corredores de cada ala, éstas en efecto se despliegan tras los muros encargados de ocultar los misteriosos pasadizos que sabrán llevar a las salas principales de dos de las casas en Clevermont: Smaragdium en el ala oeste y Phoenîceum en el ala este. Al interior de cada una, los más maravillosos secretos se ocultan para ser solamente descubiertos por sus dichosos miembros. En medio de las dos escaleras de caracol que continúan ascendiendo interminables, se encuentra la enfermería con su humilde arsenal de recursos destinados a mantener el bienestar de sus estudiantes. Y frente a ella la oculta sala en que los docentes de Clevermont realizan reuniones para coordinar sus actividades. A cada lado de este cuarto se despliegan otras dos aulas de clases.


CUARTO PISO



El cuarto piso está conformado solamente por la extensión de corredor correspondiente a la porción central de la edificación. No existe un ala este, y el ala oeste se encuentra oculta detrás de una ventana al final del pasillo para abrirse más allá hacia los dominios de la casa de Caeruleum, en una región que ha pasado a denominarse ala evanescente. Es en estos apartados lugares del edificio que se encuentra la oficina de dirección, y frente a ella la lechucería pocas veces frecuentada por los estudiantes para hacer envío de su correspondencia. También se encuentra aquí el aula de astronomía, y del lado opuesto un aula triste y silenciosa que ha resultado completamente abandonada con el paso del tiempo.


ÁTICO Y PEQUEÑA TORRE



Al final del corredor en dirección a la inexistente ala este, una escalera recta con rígidos peldaños se abre paso para alcanzar la elevación este del edificio, mejor conocida como la pequeña torre, en que un gigante telescopio se dispone para servir a esas esporádicas clases nocturnas de astronomía. El destino de las escaleras de caracol dispuestas a cada lado de la lechucería acaba aquí, al menos de una. La que asciende hacia el ala oeste continúa enrollándose para acabar un piso más arriba, en el oscuro y descuidado ático que corona con su burda apariencia la cima de la arquitectura.


EXTERIORES



Fuera del edificio el panorama no deja de ser asombroso. Pues durante los trabajos aquí realizados, la frondosa extensión de árboles se hizo retroceder lo suficiente como para asegurarse de que la construcción contase con una considerable extensión de terrenos abiertos. Junto al invernadero del College que se sitúa del lado este del edificio, un arroyo procedente de un extenso camino a través de esos verdes terrenos separa los jardines adyacentes de la arboleda fértil que se ha conservado de la abundante fauna que caracterizó a esta área desde sus inicios. Hacia el oeste, el imponente campo deportivo se alza con la misma magnificencia impoluta que emana el edificio. Y las maravillas no terminan. Solamente sus afortunados alumnos y trabajadores contarán con el privilegio de gozar con estas zonas en que la pareja Carmichael nada permitió disponerlo al azar.

Statue of Liberty
Statue of Liberty
Monumento Histórico
1821

Volver arriba Ir abajo